www.pulsosaludable.com

CopyRight

Derechos Reservados

Más Información

info@pulsosaludable.com

55 6794 6932

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Por. Redacción PulsoSaludable

@pulsosaludable

LA EPILEPSIA

A decir de la Dra. Leticia Munive, Presidenta de la Sociedad Mexicana de Neurología Pediátrica la Epilepsia por ser uno de los trastornos neurológicos crónicos más frecuentes es considerada una enfermedad catastrófica ya que puede afectar a cualquier individuo en cualquier década de la vida, principalmente niños. Se sabe por ejemplo, que en el mundo 50 millones la padecen y en México 3.6 millones de los cuales 75% inician en la edad pediátrica, de tal suerte que tanto la detección oportuna como el tratamiento son considerados básicos para que el paciente lleve una vida casi normal a la de cualquier otro individuo que no presente este tipo de anomalías a nivel cerebral.

 

QUÉ LE OCURRE AL SISTEMA NERVIOSO

Quienes sufren esta enfermedad experimentan un desorden bio-eléctrico de neurotransmisores en el sistema nervioso central produciendo alteraciones recurrentes de conducción eléctrica “como un cortocircuito” las más son las de movimientos convulsivos, algunas otros tipos de epilepsia suelen mostrar alteración de la alerta, alucinaciones, periodos de amnesias, trastornos conductuales, trastornos sensitivos siempre auto-limitados (de corta duración).

 

Las causas son diversas: a nivel prenatal y perinatal por factores que disminuyen la oxigenación cerebral, alteraciones metabólicas,  neuroinfecciones, malformaciones del cerebro, accidentes (traumatismo craneoencefálico), tumores, eventos y/o vasculares cerebrales, entre otros.

 

Las crisis epilépticas pueden producirse en cualquier área del cerebro, suelen ser de duración breve (segundos) o no detenerse (estado epiléptico); pueden ser aisladas y esporádicas o ser repetitivas. Cuando las crisis epilépticas son prolongadas y repetitivas deterioran las habilidades cognitivas, motoras, pueden presentar regresión de habilidades previamente adquiridas e incluso condicionar la muerte del paciente.

 

Afortunadamente la mayoría de los pacientes con epilepsia  logran controlarse con un medicamento antiepiléptico, sin embargo, el 20% de ellos requieren el uso de dos o más medicamentos, lo cual pueden incrementar el riesgo de efectos secundarios. Cuando el paciente no logra el control adecuado con la combinación de fármacos antiepilépticos y continua presentando múltiples crisis epilépticas requiere el uso de tratamientos especiales como el estimulador del nervio vago.